PEDRO PADRÓN PANZA



Nació el 16 de septiembre de 1920, Falleció el 1° de abril 1999.

Se convirtió, en 1962, en copropietario, fundador y posteriormente presidente y único dueño de los Tiburones de la Guaira, historia que se inició en nuestra pelota el 31 de octubre de 1962, cuando debutan en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional imponiéndose 8 por 3 ante los Leones del Caracas. Posteriormente, en la temporada 1964-65, obtienen su primer título -de un total de siete- alcanzados además en las campañas 1965-66, 1968-69, 1970-71, 1982-83, 1984-85 y 1985-86. Este destacado empresario y dirigente deportivo logró modernizar el béisbol venezolano a través de su novena, ya que fue su club el primero en contar con un clubhouse completamente equipado, similar a los existentes en las Grandes Ligas. Además adquirió una unidad de transporte con todos los servicios para que el equipo se trasladara a los encuentros en otras sedes. Otro de los grandes logros de Padrón Panza fue el ser uno de los responsables, junto a otros ejecutivos de la pelota invernal, del rescate de la Serie del Caribe, y gracias a su empeño se logró iniciar la segunda etapa de la llamada “Serie Mundial del béisbol latinoamericano” a partir de febrero de 1970. Gracias a esta iniciativa, el clásico de ese año marcó el inició de la segunda etapa de este tradicional torneo; y es así como se lleva a cabo en el estadio Universitario de Caracas la Serie del Caribe entre los equipos Licey (República Dominicana), Ponce (Puerto Rico) y Magallanes de Venezuela, a la postre campeón. Dada las excelentes relaciones que mantuvo siempre con los directivos de las Grandes Ligas, pudo traer para su equipo peloteros importados de gran calibre como Al Bumbry -Novato del Año de la Liga Americana en 1973; Lou Piniella, Luis Tiant, Rollie Fingers, Davey Johnson, Clint Hurdle, Jim Rooker, Bruce Bochy, Dusty Baker, Pat Kelly y Darryl Strawberry, entre otros, así como técnicos del prestigio de Preston Gómez, Charlie Lau, René Lachemann, Oswaldo Virgil, Terry Collins y Dave García; sin dejar a un lado su capacidad para reclutar talento criollo, llegando a firmar para su club a grandes íconos como Luis Aparicio, Ángel Bravo, José Herrera, Enzo Hernández, Remigio Hermoso, Luis Salazar, Argenis Salazar, Oswaldo Guillén, Alfredo Pedrique, Raúl Pérez Tovar, Luis Mercedes Sánchez, Robert Marcano, Norman Carrasco, Carlos "Café" Martínez y Felipe Lira.


< Regresar

Ir al Inicio