ERNESTO APARICIO ORTEGA



Nació en Maracaibo el 11 de marzo de 1910 Murió el 2 de marzo de 2006 en Los Teques, Edo. Miranda.

 

Jugador, manager y dirigente deportivo. Junto con su hermano Luis Aparicio Ortega fundó el famoso equipo zuliano Gavilanes, club al que condujo en nueve oportunidades al título en la pelota zuliana de primera división y profesional.

 

 

Fue uno de los grandes difusores del béisbol en Venezuela. Jugando en el segundo cojín, hizo junto a su hermano una de las llaves más espectaculares que ha visto el béisbol venezolano.

 

 

A pesar de retirarse de la pelota a temprana edad, se dedicó a prepararse como técnico, con maestros como Lázaro Salazar, quien lo bautizó como “El Comandante Pitirrojo”.

 

 

Fue Manager, junto con “el chino” Canónico, del equipo Vargas, campeón de la Liga Venezolana de Béisbol profesional en la segunda temporada, la campaña 1946-1947.

 

 

A su salida de la Liga Occidental, abandona Maracaibo y se muda a Los Teques, donde por casi 40 años se dedica a entrenar a jóvenes de su propia escuela de béisbol, su mayor orgullo y a la Guardia Nacional.

 

 

Entre los numerosos méritos de Ernesto Aparicio está el haber formado a los dos únicos beisbolistas venezolanos que han recibido el título de Novato del Año en las Grandes Ligas: Luis Aparicio -su sobrino- hoy también miembro del Salón de la Fama del Béisbol venezolano y del salón de la Fama de Cooperstown y Oswaldo Guillén, hoy también primer Venezolano Manager en las Grandes Ligas y primer Latinoamericano Manager Campeón de Serie Mundial.

 

 

Ernesto Aparicio es reconocido y comparado, por historiadores, con grandes promotores de el deporte rey en Venezuela, como los hermanos Pasquel, de México.

 

 

 

Para los jugadores cubanos de las décadas de los 30, 40 y 50, un beisbolista no estaba completo hasta que pasaba por las manos de Ernesto Aparicio.

 


< Regresar

Ir al Inicio