LA COLUMNA DE LUIS APARICIO



28-10-1965

Mi regreso a Venezuela, al lado de mis hijos y de mi mujer, trajo muchos comentarios. Siempre que regresaba al país se hablaba de la temporada cumplida en Grandes Ligas. Y esto se repitió durante 10 años. Ahora fue distinto, hablé sinceramente a los periodistas. Les hablé sobre mi deseo de retirarme. Al día siguiente los periódicos amanecieron con grandes cintillos. Y el teletipo había transmitido la noticia hasta Baltimore, la sede de mi equipo.  Lo demás fue mucho comentario.

Pero la verdad la diré ahora, acá en SPORT GRAFICO, una gran revista en la cual escribiré semanal-mente. Pero al salir esta columna creo estar obligado a decir a mis amigos, fanáticos del beisbol, la verdad sobre mi retiro.

Una de las razones que me hacen pensar en ello son mis hijos. Ya están creciendo y necesitan, cada día más, de la orientación de su padre. Pienso, y Sonia, que de mi esposa también, que debo dedicar más tiempo para lograr su correcta formación. Y, lo más importante, ellos también lo reclaman. Es verdaderamente problemático irme en febrero y no volver a verlos hasta agosto, cuando ya han terminado su escuela y los llevo. Pero aun así, surgen problemas. Cuando llegan a Norteamérica, yo tengo que salir de ciudad en ciudad, con mi equipo. De tal suerte que seguimos separados.

De mis ahorros les he adquirido una buena vivienda en Maracaibo, en la Avenida Rafael Baralt. Sueño con el día en que pueda disfrutarla con ellos. Al volver a mi Patria, vengo a jugar en Caracas y, generalmente, los traigo. Especialmente a mi esposa. Este año no está conmigo porque mi familia aumentó con el nacimiento de un nuevo muchacho.

Por otra parte, he oído muchos rumores de cambio. Se dice que el nuevo equipo de la Liga Nacional tiene verdadero interés en comprar mi contrato a los Orioles. También se habla de un cambio de jugadores grande, donde estaríamos implicados Víctor Davalillo y yo.

Al respecto quiero decirles que no estoy dispuesto, a jugar en otra Liga que no sea la Americana, en la cual he permanecido durante dos lustros. No estoy dispuesto mudarme de Liga, y en esto he sido muy preciso con los directivos de los Orioles. Tal vez, si cambio con los Indios, podría ser aceptable para mí. Pero tampoco puedo decir una palabra definitiva, porque no conozco las bases de la negociación y lo que estarían dispuestos a ofrecerme los del Cleveland. Quiero decirles que amo profundamente mi profesión de pelotero. Ha sido una meta y un fin. Creo haberlas logrado. Pero también debo pensar en la hora del retiró. Podría ser este año. Pudiera ser el próximo. Todo depende de las circunstancias. Y de mis hijos, que son para mi tan grande como el beisbol. O tal vez más. Porque a la hora de escoger, creo que ellos ganarían.





Proximo Evento

Eventos

No tenemos eventos programados proximamente

Efemérides de Hoy


No tenemos Efemérides registradas para hoy

Publicidad Izquierda

Boletines


Ir al Inicio