En la Clase 2015 del Salón de la Fama del Beisbol Venezolano



En la Clase 2015 del Salón de la Fama del Beisbol Venezolano

Siete personalidades, cinco jugadores y un equipo pasaron a la inmortalidad

Miriam Alejandra Bracho

Valencia.- El Salón de la Fama del Beisbol Venezolano se vistió de gala para recibir a la Clase 2015 conformada por siete personalidades, cinco jugadores y el equipo ganador de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos Chicago ´59, quienes pasaron a la inmortalidad gracias a sus trayectorias en la pelota criolla tanto profesional como aficionada.

Es así como desde hoy tienen un sitio especial en la historia los fundadores de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional Martín Tovar Lange, Carlos Lavaud y Juan Reggeti; los dirigentes Antonio Herrera Gutiérrez, Luis Rodolfo Machado y Pablo Morales Pérez; el comunicador social Carlos “Carlitos” González; los jugadores Oswaldo Blanco, Leonel Carrión, Remigio Hermoso, Balbino Inojosa y Julián Ladera; así como el equipo ganador de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Chicago en 1959.

Juan José Ávila, presidente del Salón de la Fama y Museo de Beisbol de Venezuela dio la bienvenida a la decimoprimera exaltación, “Agradezco la presencia de todos, pero quiero resaltar que lo más importante de este acto de hoy son ustedes, los inmortalizados, los exaltados con sus familiares, los felicito porque hoy es un día muy especial tanto para ustedes como para nosotros porque todos merecen estar aquí, bienvenidos a su casa”.

Seguidamente Oscar Prieto Párraga, presidente de la LVBP, ente que ahora rige al recinto histórico, se dirigió a los presentes destacando el sueño de Carlos Daniel Cárdenas Lares y materializado por sus padres Hilda Lares de Cárdenas y Daniel Cárdenas, “Lo que hicieron Daniel e Hilda fue una cosa grandiosa por eso para la Liga y sus ocho equipos es un honor estar aquí. Este Museo es quizás la representación gráfica de lo que es el beisbol en Venezuela un sentimiento nacional. Y no nos equivocamos al poner a Juan José Ávila al frente porque es un hombre que le apasiona la historia del beisbol”, dijo el máximo rector del deporte favorito del país.

Prieto Párraga enfatizó en que con la promoción 2015 se estaba saldando una deuda con figuras que se habían quedado rezagadas, “gente luchadora y emprendedora que prácticamente dieron su vida por el beisbol”.

Al emotivo evento también asistieron Humberto Angrisano y Domingo Álvarez, vicepresidente y gerente general de la LVBP respectivamente; David Concepción, vicepresidente del Salón de la Fama y Museo de Beisbol; Luisa Elena Pestana, gerente general del recinto histórico; Daniel Cárdenas e Hilda Cárdenas de Lares, directivos de la Fundación Deportiva Carlos Cárdenas y fundadores del Salón de la Fama y Museo de Beisbol; Humberto Oropeza y Giuseppe Palmisano, directivos del Salón de la Fama y Freddy Cohen, directivo de la Constructora Sambil.

Se proyectaron videos que contenían las semblanzas de los nuevos inmortales, se develaron óleos elaborados por el pintor Wilmer Rivas, se entregaron réplicas de esas pinturas y finalmente se develaron esculturas realizadas por el artista plástico Genaro Bazán.

Pero los momentos más emocionantes de la tarde sucedieron cuando los ya exaltados tuvieron la palabra. Voces entrecortadas y lágrimas al borde de salir fueron las imágenes que se repitieron tanto en los homenajeados como en todos los asistentes.

Luis Rodolfo Machado Silva, habló en nombre de su padre Luis Rodolfo Machado Bohorquez y de los también inmortales fundadores de la LVBP, dirigentes y el comunicador social Carlitos González. Machado Silva dio un paseo por la historia de estas personalidades.

Luego Remigio Hermoso confesó que “Jugar pelota ha sido equivalente a respirar. Se me premia por lo que me gusta hacer”.

Mientras que Leonel Carrión mostró su satisfacción por estar entre los elegidos: “Agradezco la oportunidad que me brindan en vida. Es un gran momento para mi familia”.

Por su parte Oswaldo Blanco con la jocosidad que lo caracteriza soltó: “Es más difícil estar parado acá, que en el home frente a un pitcher que tire 100 mph”.

Entretanto Luis Manuel Hernández representó a los Héroes del ’59 y afirmó que: “Hoy se reconoce al beisbol amateur. A un equipo que pudo haberle ganado a cualquier club profesional”.

Es importante destacar que Dámaso Blanco y Luis Peñalver, miembros de la Selección de Venezuela de 1959, son exaltados por segunda vez al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano.

 





Ir al Inicio